Fue precisamente un 20 de abril, una noche de playoffs, un duelo entre Bulls y Celtics, un escenario mágico como el Boston Garden y una de las primeras hazañas de Michael Jordan en la NBA. Justamente a 35 años de los 63 puntos de Su Majestad, el mundo del basquetbol recuerda aquella memorable actuación en la que Jordan registró la mayor cantidad de puntos en un juego de playoffs, aunque al final solo quedó como recuerdo pues los Celtics se quedaron con el triunfo en doble tiempo extra con marcador de 135-131 para después ganar el Chicago y barrer a los Bulls 3-0 en la primera ronda de esos playoffs.

El detalle más importante y clave para que este juego no se olvide lo protagonizó Larry Bird quien lanzó la ahora célebre frase:

“Esta noche Dios se disfrazó de Michael Jordan”.

Con eso reconocían la extraordinaria actuación de Jordan ante un equipazo como lo eran aquellos Celtics quienes solo perdieron 1 partido de local en la temporada regular y terminaron con el título de la NBA en sus manos.


¡Apóyanos! Conoce nuestro proyecto en Kickstarter, dona y sé un patrocinador de Viva Basquet


Jordan anotó 63 puntos, además de aportar seis asistencias, cinco rebotes y tres robos.

Vía NBA les dejamos con ese momento que forma parte de las grandes memorias de los playoffs de la NBA

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link