• thumbnail. La escena más escalofriante sobre una cancha de basket fue televisada en directo, Slobodan Jankovic se queda paralitico despues de pegarle un cabesaso a el poste de la canasta
Por |2017-04-17T15:47:15-05:0017 abril, 2017|Categorías: Columnas|Etiquetas: , , , |
FacebookTwitterWhatsAppCopy Link

La historia más escalofriante en el basquetbol

Todo paso en abril de 1993, durante el 4º partido de las semifinales de la liga griega de basquetbol entre el Panathinaikos y el Panionios, que iban perdiendo por 6 puntos en el último cuarto. La gran estrella de los Panionios, el serbio Slobodan Jankovic, logro anotar una canasta debajo del aro, pero los árbitros le marcaron falta en ataque y no le contaron la canasta.


La falta nunca fue tan clara, abrió el codo izquierdo un poco para abrirse espacio, pero como fue su quinta falta, estaba eliminado del partido y esto hizo que Jankovic explote de ira.

La escena más escalofriante sobre una cancha de basket fue televisada en directo, Slobodan Jankovic se queda paralitico despues de pegarle un cabesaso a el poste de la canasta. foto 2

El enojo lo cegaba y con el fuerte carácter que lo caracterizaba tuvo una reacción explosiva que le cambio la vida.

Jankovic le pegó un cabezazo al poste de la canasta, que apenas estaba protegido por una fina lámina. Estampó la cabeza contra una barra de acero y cayó desplomado de inmediato.

Tenía la cara llena de sangre y no se movía. Los médicos acudieron rápido en su auxilio, pero el extraño acomodo de sus manos y la ausencia de movimiento en sus piernas no eran buena señal. La brecha en la frente era lo de menos.

“”No siento las manos, no noto las piernas, me voy a morir” “, le decía Jankovic su entrenador.

La escena más escalofriante sobre una cancha de basket fue televisada en directo, Slobodan Jankovic se queda paralitico despues de pegarle un cabesaso a el poste de la canasta

Todos estaban en shock, desde jugadores hasta aficionados. Lo trasladaron de inmediato al Hospital General de Atenas. Allí le dijeron porque la falta de sensibilidad en sus extremidades: se había fracturado la tercera vértebra cervical tras el golpe.

La lesión de médula espinal le dejó paralítico. A sus 29 años no volvió a caminar.

La escena más escalofriante sobre una cancha de basket fue televisada en directo, Slobodan Jankovic se queda paralitico despues de pegarle un cabesaso a el poste de la canasta foto3

Después de eso, Jankovic tendría que comenzar una vida nueva. Los primeros meses se convirtieron en una pesadilla. Su esposa lo abandonó y las operaciones para reparar la lesión no funcionaron. Necesitaba ayuda incluso para servirse una cerveza y prenderse un cigarrillo.

Su hijo Vladimir fue su principal fuente de inspiración, el motivo por el que levantarse cada mañana. Solo tenía tres años cuando su padre dejó la columna en una canasta y ahora es jugador del Valencia Basket.

La escena más escalofriante sobre una cancha de basket fue televisada en directo, Slobodan Jankovic se queda paralitico despues de pegarle un cabesaso a el poste de la canasta. foto de viejo

Slobodan no quería que le compadecieran. ” “Soy un guerrero, no un mendigo””, llegó a decir.  Quería seguir ligado basquet y se hizo cargo del Olympiada Petropouli, un equipo de la regional ateniense. Allí creó una sección de basquetbol en silla de ruedas. Volvio a sentirse útil.

Su accidente creó un precedente en el basquetbol. A partir de su cabezazo, los pabellones de basquetbol cubrieron el soporte de las canastas con una fuerte colcha de goma o similares. En 2002 el Panionios retiró el número 8 (su número del equipo)  y recibió un homenaje de los aficionados griegos.

homenaje a Slobodan Jankovic en grecia

El 28 de junio de 2006, sufrió un paro cardíaco que acabó con su vida, mientras estaba en un barco con destino a la Isla de Rodas. Antes de ser trasladado a cualquier centro médico ya había muerto. Su drama, propia de un cruel guión de cine, transformó a la estrella en leyenda.

Fuente playgroundmag.net

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link
Por |2017-04-17T15:47:15-05:0017 abril, 2017|Categorías: Columnas|Etiquetas: , , , |