Matthew Dellavedova se ganó el corazón de los aficionados de los Cavaliers de Cleveland por su entrega y juego físico, fue parte del equipo que hizo historia al remontar la final de la NBA ante los Warriors y conquistar el primer título en la historia de los Cavs. Sin embargo, en el verano emigró a Milwaukee, por ello no pudo estar en la ceremonia de inicio de campaña en la Quicen Loans Arena. Por eso, la gerencia del equipo aprovechó la visita de los Bucks para entregarle el anillo que lo acredita como campeón de la NBA.


Recepción de campeón para Dellavedova

Y vaya que hubo una recepción de campeón para Dellevedova, los aficionados le brindaron una gran ovación y sus excompañeros le dejaron sentir su cariño volcándose a felicitarlo. No hay duda que “Delly” dejó gratos recuerdos en Cleveland, aunque en otros equipos sigan considerando al australiano como uno de los jugadores más mañosos y sucios de la NBA.

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link