Antes de llegar a Los Angeles y convertirse en una de las franquicias más importantes en la historia del basquetbol, los Lakers estuvieron en Minneapolis desde su creación hasta que se mudaron a LA en 1960. Antes del púrpura y amarillo, los Lakers tenían el color azul cielo y amarillo canario como base de su uniforme, mismo que Nike va a recordar para esta temporada.


Los Lakers regresan a sus raíces, al menos en el uniforme. El estreno de este jersey será el próximo miércoles cuando se enfrenten a los Wizards de Washington y lo utilizarán de nueva cuenta en cuatro juegos más de lo que resta de la temporada.

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link