Suscríbete y recibe noticias todos los Lunes, además de regalo un 10% de descuento en la tienda.

El legado de Mitch Richmond

30 junio, 2018
 

El legado de Mitch Richmond

A lo largo de la historia de la NBA, existen nombres que quedan en olvido colectivo. Algunos de ellos no lograron dar la campanada mediática y se quedaron como jugadores de culto que sólo los aficionados más nostálgicos recuerdan con cariños. Este es el caso de Mitch Richmond, una leyenda de los Kings de Sacramento que en la recta final de su carrera, el destino le hizo justicia al coronarse campeón de la NBA con los Lakers de Los Angeles.

Desde su etapa de colegial con los Wildcats de Kansas State, Mitch ya daba chispazos de ser un joven con mucho talento. 1988 fue un año crucial para el jugador oriundo de Florida, ya que ganó una medalla de bronce en los JJ.OO. de Seul, además de ser seleccionado por los Warriors en la quinta posición del Draft. Tras haber promediado 22 puntos en su primera temporada, Richmond se llevó el título de Novato del Año dando inicio a una exitosa carrera individual.

Su etapa más recordada fue con los Kings de Sacramento durante gran parte de la década de los noventa. Si bien, el quinteto de la capital californiana no fue protagonista, de hecho sólo jugaron postemporada en una ocasión, en la etapa de Richmond del 91 al 98 Richmond fue el líder anotador del equipo con un promedio no menor a 21. 9 puntos por partido, razón por la que fue llamado en seis ocasiones al All Star Game y en una de ella, en el 95, se llevó el MVP del Juego de las Estrellas.

Tras un paso fugaz con los Wizards, Richmond llegó a los Lakers de inicio del nuevo milenio para cumplir con el papel de relevo. Con un equipo comandado por Kobe y Shaq, los Lakers le brindaron a Mitch Richmond el ansiado anillo de campeón de la NBA. Caso curioso, los Lakers de Richmond eliminaron a los Kings de Sacramento en las finales de conferencia del 2001-02 en lo que ha sido su mejor temporada en su historia en California. Luego de conseguir el anillo de campeón, Richmond dijo adiós al basquetbol profesional.

El legado de Mitch Raymond es parte importante para la historia del basquetbol de la llamada era dorada. Antes del renacer de los Warriors, de los Splash Brothers, existió la Run TMC, un tridente que hacía referencia al grupo de rap Run DMC y que fue conformado por Tim Hardaway, Mitch Raymond y Chris Mullin.

Su carrera fue reconocida en 2014 cuando Mitch Richmond fue inducido al Salón de la Fama del basquetbol. Nacido un 30 de junio de 1965, celebramos a una leyenda de la duela cuyo paso por las duelas debes ser recordado y reconocido.

El legado de Mitch Richmond

 
Escrito por Viva Basquet

Más articulos

4 octubre, 2018

Kevin Durant regresa al que fue su primer hogar

Se trata de una fecha importante para los aficionados al baloncesto.

25 julio, 2018

Capitanes mantiene a sus estrellas

Su primer temporada en la LNBP fue todo un éxito, por eso el equipo capitalino está obligado a mantenerse como contendiente.

12 julio, 2018

El basquet vuelve a tomar protagonismo en la capital del país

Después de una gran temporada de los Capitanes y el triunfo de México sobre EE. UU, ahora la CDMX será sede del torneo FIBA Americas U18.

17 junio, 2018

El debut de Kyrie como cantante

El soundtrack tiene a los mejores artistas de esta generación de raperos como 2 Chainz, Wiz Khalifa, Logic, A$AP Ferg y A$AP Rocky.

13 marzo, 2018

Jugadores a seguir en March Madness

Inicia la locura, inician los partidos a matar o morir. March Madness es el lugar donde las leyendas del futuro comienzan a forjar su historia.

8 septiembre, 2018

Los nuevos miembros del Salón de la Fama

El basquetbol de la NBA otra vez se vistió de gala.

20 enero, 2018

La legendaria tapa de LaPhonso Ellis

Para muchos, los noventa son considerados la era de oro del basquetbol en la NBA y aunque hay debates acerca de esto, existen pruebas que pueden confirmarlo.

25 mayo, 2018

Eric Gordon, el verdugo de los Warriors

Las turbinas de los Rockets calentaron desde la primera mitad y para no perder costumbre, James Harden atacó el aro con violencia ante los ojos de Draymond Green.