Walt “Clyde” Frazier, un pionero en los tenis de basquet


A través de los años, el mundo del basquetbol ha dejado huella en el mundo de diversas formas, y cuando hablamos de huella lo decimos de forma literal. Los tenis se han convertido en un objeto de culto para los coleccionistas, no sólo para los amantes del basquet, y hoy en día la cultura de los sneakers crece a pasos exponenciales. Uno de los jugadores que marcó un antes y un después en la historia de los tenis de basquet es Walt “Clyde” Frazier, una leyenda de los Knicks de Nueva York a quien se le atribuye ser el primer jugador en tener unos tenis con su firma exclusiva en el basquetbol.

Si bien, es verdad que desde principios del Siglo XX, Converse puso en el mercado los All Star de Chuck Taylor, “Clyde” Frazier fue pionero en el mundo del patrocinio deportivo, al menos en el basquetbol, al ser contratado por Puma para usar sus tenis y llamar a uno de sus modelos con su peculiar apodo. “Antes de los Air Jordan, había unos Clyde. Jordan era un bebe” comentó Walt hace un par de años al recibir un merecido homenaje en el Madison Square Garden que significó el relanzamiento de Puma Basquetbol.

Tal y como lo comentó Frazier, el mundo del basquetbol vio nacer una nueva forma de hacer negocio a través de los tenis, un mercado que en aquel entonces estaba enfocado en el atletismo y el futbol soccer. Walt Frazier era un ícono dentro y fuera del “Palacio de la Tres Mentiras”, así que de inmediato sus tenis se volvieron muy populares en las calles de la Gran Manzana, sobre todo con la explosión de la cultura hip hop a finales de la década de los setenta.

A la distancia, el Puma Clyde no parece ser uno de los modelos más cómodos para jugar basquetbol, en especial al tratarse de un calzado bajo que no brinda protección a los tobillos. Tal vez ahí radica la razón de su popularidad y por eso fueron tan revolucionarios en su época. Dos títulos de la NBA con los Knicks, seis veces llamado al Juego de Estrellas y ser miembro del Salón de la Fama, son sólo algunos de los reconocimientos que “Clyde” Frazier consiguió a su paso por la NBA, mismo que fue recorrido con unos Puma en los pies.

Con el regreso de la marca de origen alemán a las duelas, los Clyde fueron remodelados para darles un toque de modernidad con nuevos materiales y tecnología de punta, esto sin sacrificar la esencia de un clásico de los sneakers. El legado de Walt Frazier en el mundo de los tenis fue celebrado por Puma de una forma muy especial al ofrecerle un contrato que los une de por vida.

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link