Multado por grosero

Rodney Hood pensará dos veces sus acciones la próxima vez que salga expulsado de un partido.