Se definió el boleto a la final de Este, fueron los número uno de la conferencia, Boston, los que se llevaron la victoria en el último juego de la serie frente a Washington. Los Celtics fueron dominantes durante todo el partido, cerraron el aro a John Wall y compañía quienes tuvieron algunos chispazos que ilusionaron a los fans de los Wizards. La intensidad se hizo presente en los momentos finales de la primera mitad; Marcus Smart hizo una tapa monumental en un contragolpe para que los Wizards tomarán ventaja antes de finalizar el segundo cuarto. Después de eso fue a la línea de tiros libres para empatar el partido, pero en la siguiente posesión de Washington cometió un foul que dejó a los Wizards con ventaja de dos puntos al medio tiempo.


Para el regreso del descanso, el conjunto de Boston estuvo abajo en el marcador, hasta que Kelly Olynyk calentó el brazo y comenzó a encestar sin parar. En está ocasión, a pesar de la gran actuación de Isaiah Thomas con 29 puntos, Olynyk y Smart fueron un factor clave para el triunfo de los Celtics, ambos desde la banca. John Wall perdió protagonismo y fue Bradley Beal quien cargó a los Wizards en hombros con 39 puntos que no fueron suficientes para salir vencedores. Lejos del dramatismo del juegos seis, el último periodo fue muy trompicado para ambos equipos, Washington tuvo múltiples oportunidades para acortar la ventaja de Boston, pero la falta de puntería los dejó con una desventaja de diez puntos de la que no se logró recuperar.

Los Celtics ganaron y se enfrentarán a los Cavs en la final de la conferencia del Este, luego de una serie intensa contra los Wizards que se alargó hasta el tope. Para está ocasión, los dos mejores equipos por conferencia serán los que disputen la final, así que la calidad está asegurada para las próxima semanas de cara a la batalla por el trofeo Larry O’Brien.

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link