El Thunder de Oklahoma comenzó de buena forma la temporada de la NBA, peor el fin de semana lo dejaron desarmados, primero siendo vencidos por el Jazz de Utah y en casa perdieron de forma dramática contra los Timberwolves. El drama en Oklahoma comenzó cuando en los segundos finales Carmelo Anthony concretó un triple que los dejaba arriba en el marcador a falta cuatro segundos para el final y sin tiempos fuera para Minnesota.


Wiggins tomó el balón detrás de la media cancha, un bloqueo y quedó a una buena distancia para intentar el triple largo. De forma dramática, Wiggins dejó tendidos a los jugadores de el Thunder con un marcador final de 115 -113 a favor de Minnesota. Westbrook tuvo 31 puntos y 10 asistencias, mientras que Carmelo colaboró con 23 puntos que de poco sirvieron luego de ese bombazo que puso cerrojo al partido.

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link