• Los Celtics revivieron en el Garden
FacebookTwitterWhatsAppCopy Link

Los Celtics revivieron en el Garden

Los Celtics revivieron en el Garden


El Thunder de Oklahoma emprendió una gira del lado Este de EE. UU. para enfrentar a los mejores equipos de la conferencia. En su primer juego, le arrebató el juego a los Raptors con marcador de 132-125 en Toronto. Un par de días después, pisó el TD Garden para enfrentarse a los Celtics que se encuentran angustiados por la rodilla de Kyrie Irving. Previo al partido entre Boston y Oklahoma, el coach Brad Stevens comentó que Kyrie buscará una segunda opinión respecto a la lesión de la rodilla izquierda que lo ha tenido alejado de la cancha.

Ya en la duela, el conjunto de Oklahoma demostró que puede competirle a cualquier equipo del Este y que tiene capacidad de reacción. El Thunder llegó a tener una ventaja de hasta 10 puntos en la primera mitad, pero los Celtics liderados por Jayson Tatum lograron darle la vuelta al marcador por diversos pasajes del partido. Como era de esperarse, fue un partido muy cerrado, con muchos chispazos individuales que inclinaron el juego a favor de los jugadores de experiencia pertenecientes al quinteto del trueno.

Para el cuarto periodo, los Celtics le metieron presión a la ventaja del Thunder y aunque lograron empatar el partido, nunca lograron llevar el partido a un terreno cómodo para conseguir la victoria. Cuando Boston encestaba de a dos puntos, Carmelo les recetó un par de triples consecutivos, además de una asistencia a Corey Brewer que anotó tres puntos valiosos.

Los segundos finales del partido fueron de ir y venir. Los Celtics se llegaron a poner a dos puntos del empate con un triple letal de Terry Rozier a falta de menos de 10 segundos. Paso siguiente, otorgaron la falta que llevó a Carmelo a la línea de castigo, donde falló ambos disparos. Jayson Tatum intentó ingresar a la pintura para dejar la bandeja, pero prefirió pasar a Marcus Morris quien, con hielo en las venas, consiguió el triple de la victoria. Poco pudo hacer Russell Westbrook en el último tiro que resultó un desastre.

Los Celtics revivieron en el Garden y consiguieron una victoria que sirve como embrión anímico para los jugadores que han entrado en lugar de los lesionados Kyrie y Marcus Smart. La afición de los Celtics fue factor en este triunfo de los Celtics, al respecto Marcus Morris comentó “Es Boston. Siempre hay una atmósfera de playoffs” dejando claro que el equipo está comprometido a brindar espectáculo y ganar en casa.

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link