Por |2019-08-31T11:33:23-05:0031 agosto, 2019|Categorías: Sin categoría|
FacebookTwitterWhatsAppCopy Link

¿Quién fue Ned Irish y por qué fue tan importante en la historia del basquet?

A lo largo del mes de agosto hemos compartido con ustedes algunas historias curiosas que forman parte del desarrollo del basquetbol. En la última edición, donde hablamos de la duela, mencionamos a Ted Irish, un personaje que probablemente pasa desapercibido pero que fue fundamental en los anales del basquetbol. Edward Simmons Irish se graduó como periodista 1928 y comenzó a trabajar en el diario New York World-Telegram en la sección de deportes, ya sea cubriendo a los Gigantes de Nueva York o los partidos de basquetbol colegial en los diversos gimnasios de Nueva York.


Tal y como les comentamos en la edición anterior, Ned Irish trabajó también como promotor deportivo para el Madison Square Garden y básicamente él fue el responsable de llevar la duela de los gimnasios a las grandes arenas de EE.UU para jugar basquet. En 1946 fue uno de los 11 fundadores de la Basketball Association of America y con el nacimiento de esta liga también surgió la franquicia más valiosa de la actualidad en el basquetbol: los Knicks de Nueva York. Ned Irish fue fundador y presidente de los Knickerbockers desde 1946 a 1974, además de jugar un rol importante en la fusión de la BAA y NBL en 1949 para dar vida a la NBA.

«Básicamente, no veo que existan dos ligas rivales” fueron las palabras de Irish a los dueños de los equipos en aquel entonces, “simplemente no hay suficientes boletos vendidos. No se pueden regalar 110 centavos de los boletos a los jugadores y aún vivir” fueron las palabras de Irish recogidas por el New York Times. Ned no fue monedita de oro y se vio envuelto en polémica durante algunas ocasiones, como el escándalo de arreglo de partidos en el basquetbol colegial de Nueva York en la década de los cincuenta.

Ned Irish falleció el 22 de enero de 1982 a causa de un infarto a los 76 años de edad. El legado de este pionero del basquetbol quedó inmortalizado en el Salón de la Fama del Basquetbol, además de que su huella es imborrable en la ciudad de Nueva York al ser el fundador de los Knicks y haber llevado el basquetbol al “Palacio de las Tres Mentiras”.

Foto vía Wall Street Journal
Info vía NYT & Sports Illustrated

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link
Por |2019-08-31T11:33:23-05:0031 agosto, 2019|Categorías: Sin categoría|