La historia detrás de las rastas

“Nunca pensé que tendría que pensar tanto acerca de mi cabello”