La esperanza se respira en Nueva York, los Knicks vencieron la noche del miércoles al Heat y además de romper una racha de ocho derrotas consecutivas ante sus odiados rivales, sumaron tres victorias seguidas después de pegarle en dos ocasiones a los Hawks y ganarle a Miami de visita. Además, con ese triunfo, Nueva York superó el número de triunfos que lograron la campaña pasada dejando su récord en 18 ganados y 19 perdidos, es cierto, nada para presumir y todavía con mucho por mejorar si quieren aspirar a playoffs, pero es un hecho que finalmente los aficionados de los Knicks pueden respirar cierta calma, al contemplar como las cosas poco a poco van mejorando en el equipo.


Uno de los puntos clave es el aporte de Carmelo Anthony, parece que Melo aprendió que no podía cargar con el rol de superhéroe noche a noche, era una batalla de solo contra el mundo y su estrategia no había dejado beneficios. Hoy los Knicks son mejor equipo, parece tener jugador más comprometidos y eso ha hecho que Melo confie más en sus nuevos compañeros, sigue siendo la principal arma a la ofensiva, pero ahora no tiene problemas si Aaron Afflalo anota 38 puntos, si José Calderón encesta la canasta definitiva o si el novato Kristaps Poszingis se luce noche a noche con un doble-doble. 

Un nuevo Melo, ¿nuevos Knicks? por viva basquet

No hay duda, los Knicks han dejado de ser el hazme reír de la NBA y parece que finalmente el trabajo de Phil Jackson comienza a dar certidumbre de que las cosas pueden mejorar. Superar las 17 victorias del año pasado era una obligación, conforme avance la temporada se le podrá exigir más a estos Knicks que todavía tienen mucho camino por recorrer para ser considerados un contendiente en la Conferencia Este.

Por lo pronto, Carmelo Anthony proyecta una imagen diferente, tienen una joven sensación en Porzingis y jugadores que sin ser superestrellas, cumplen lo que se espera de ellos como Afflalo, Robin López, Derrick Williams y el propio Calderón. El futuro parece sonreír finalmente a los fieles aficionados de los Knicks, que esperan más de su equipo, ¿un nuevo Melo, nuevos Knicks? Ya lo comprobaremos en unas cuantas semanas.

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link