Por |2016-09-30T10:43:34-05:009 mayo, 2014|Categorías: Columnas|Etiquetas: , |
FacebookTwitterWhatsAppCopy Link

Michael Jordan: The Life.

Si ustedes, como yo, son de los que siempre están buscando dónde conseguir más y más cosas de básquet y en algún punto se dieron cuenta que se escribían muy buenos libros del deporte, entonces saben de lo que voy a hablar. Si no son como yo y tienen una vida exitosa, una casa grande y un coche no rayado pero les gusta el básquet, entonces no saben de lo que voy a hablar pero esto también es para ustedes.


 Hace unos años me di cuenta que los libros de básquet no eran nada más estadísticas y análisis u anécdotas terriblemente aburridas que todos conocíamos y desde entonces no he parado. Uno de los libros más esperados de este año es justamente uno del mejor de todos los tiempos “Michael Jordan: The Life” escrito por Roland Lazenby (@lazenby por si quieren seguirlo).  Finalmente salió a la venta y está haciendo mucho ruido.

 Creo que lo más difícil al escribir un libro que hable de un atleta es hacerlo de uno de los más grandes que han existido por el simple hecho de que es muy probable que la gente conozca la mayoría de las historias de MJ.  Sin embargo, a un día de haber salido, este libro ya tiene a la mayoría de las redes sociales hablando maravillas y tiene a muchos sorprendidos de los temas que toca Lazenby.

 Desafortunadamente, no lo he leído porque apenas lo pedí así que no les puedo dar una gran reseña. Bueno, ni siquiera una pésima reseña. Pero les aseguro que por lo que he estado viendo, como confesiones de Jordan de haber sido un poco racista ante gente blanca o el hecho de que su familia llegó a estar involucrada en la venta ilegal de alcohol casero, realmente tengo ganas de leer este libro para entender más a fondo la vida de Jordan y, por lo tanto, tengo más ganas de recomendárselos a todos ustedes sin haber leído una sola página.

 Si lo leen y les caga, ya saben dónde encontrarme.

MJTheLife

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link
Por |2016-09-30T10:43:34-05:009 mayo, 2014|Categorías: Columnas|Etiquetas: , |