Por |2020-03-04T09:12:44-06:003 marzo, 2020|Categorías: Columnas|Etiquetas: , , , , , |
FacebookTwitterWhatsAppCopy Link

A Kyrie Irving sólo le alcanza para ser Robin

La semana pasada nos enteramos que de nueva cuenta Kyrie Irving estará de baja por lesión lo que resta de la temporada, dejando a los Nets de Brooklyn vestidos y alborotados en esta su primera temporada. En el podcast de Viva Basquet, el cual pueden escuchar en el link que dejaré aquí abajo, el buen Israel Germán sacó una frase que bien puede describir lo que hasta el momento es la carrera del base de Brooklyn: Kyrie quería ser Batman, pero sólo le alcanza para ser Robin.

 

Desde su salida de los Cavaliers de Cleveland en 2017, la carrera de Kyrie ha ido de tropiezo en tropiezo, esto sin mencionar que su nombre está más rodeado de escándalos y polémica que de buenas actuaciones. Es cierto, las lesiones son algo que no lo dejan mostrar su buen nivel, pero la verdad es que a Kyrie le ha faltado liderazgo en los momentos que su equipo lo necesita. Prueba de ello es la mala relación que se dijo tenía con sus compañeros en Boston y, aunque los llevó a Finales de Conferencia, su pasó por los Celtics es recordado por sus problemas extra cancha.

Aun dejando de lado los temas que van más allá de lo deportivo, lo cierto es que Kyrie no ha sido un jugador determinante en su posición en los últimos años. A partir de su salida de Cleveland para convertirse en el líder de los Celtics, Kyrie no ha rendido buenos frutos y sus números están muy lejos de lo que un base estrella debe aportar a su equipo. En 2017-18 tuvo un promedio de 5.1 asistencias por partido, en 2018-19 aportó 6.9 y en lo poco que jugó esta campaña con los Nets se quedó en 6.4 APP.

Kyrie podrá ser un buen anotador, pero una de sus funciones principales es ser el que mueve los hilos del quinteto, es ahí donde se ve superado por otro jugadores. No digamos monstruos del triple doble como Russell Westbrook, James Harden o LeBron James, a Kyrie lo pasan en asistencias desde Ben Simmons y De’Aaron Fox, hasta Nikola Jokic y Joe Ingles, esto tomando en cuenta la temporada 2018-19 que fue la más consistente de Irving.

 

La gran prueba para Kyrie llegará cuando se una a Kevin Durant para tratar de darle el título que todo Brooklyn espera ante esta unión. Será entonces que nos daremos cuenta si Kyrie es un buen Robin, o en una de esas hasta nos calla la boca y se convierte en el Batman del equipo.

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link
Por |2020-03-04T09:12:44-06:003 marzo, 2020|Categorías: Columnas|Etiquetas: , , , , , |