Por |2020-10-16T13:09:08-05:0031 marzo, 2020|Categorías: Columnas|Etiquetas: , , , , , , , , |
FacebookTwitterWhatsAppCopy Link

¿Por qué odian a LeBron James?

Hablar de LeBron James es referirnos a un basquetbolista que ha sido el rostro de la NBA por mucho tiempo, un jugador que a sus 35 años sigue batiendo récords y que sin duda pasará a la historia como uno de los mejores que han practicado el deporte que amamos. Sin embargo, LeBron también es una de las figuras que más polémica genera entre los aficionados, ya que no es del agrado de muchos.

Hace algunos días publicamos una imagen en nuestras Redes Sociales para preguntarle a nuestros lectores ¿por qué odian a LeBron James? Las respuestas fueron variadas y a continuación expondré algunas de las más representativas.

“Es un atleta, eso sí nadie se lo quita, pero… es súper engreído, se autoproclamó el Rey LeBron. No es nada humilde, si bien es cierto que ayuda mucho a la comunidad, pero en la cancha cero humildad, todo quiere que le marquen foul, le importa más sumar a sus estadísticas personales que ganar en equipo, aparte que la NBA de hoy no es tan fuerte como cuando estaba Su Majestad MJ23.”

“En mi opinión, muy personal, no lo odio pero no me cae bien tampoco por el solo hecho de que se le compara con MJ y yo crecí viendo a MJ jugar. No me parece que él haya sobrepasado algunos de sus récords, ya se cree mejor que su majestad siendo que son épocas muy diferentes. Ahora por cualquier cosa marcan fouls y antes nada más acuérdense o busquen cómo le fue a MJ contra los Detroit Pistons y los otros equipos. También la humildad los diferencia.”

“Yo soy fan de LeBron, lo que no entiendo es ¿quién lo compara con Jordan? Cada uno tiene su estilo diferente, LeBron llegó a ganar 66 juegos en una temporada sin buenos compañeros (Ilgauskas, Williams, Varejao) a Jordan también le armaron equipos (Rodman, Pippen, Kukoc). Además, creo que sí es de respetar que tenga 17 años jugando al mismo nivel, incluso este año a nivel de MVP. Mejor disfrutemos, que para gustos, colores…”

“No tiene el carisma de Jordan, Kobe o Magic. Que es un fuera de serie, no hay discusión y los números lo avalan, pero a veces se pasa de fanfarrón y abusa que es físicamente más fuerte y que los árbitros le perdonan algunas cosas. Yo soy fan de Lakers y no me emocioné cuando llegó.”

Estas son sólo algunas de las respuestas que pudimos leer. Pero podemos resumir las mostradas y algunas otras de esta forma:

  • Por su constante comparación con Michael Jordan y el puesto de “el mejor de la historia”
  • Se considera que es engreído y nada humilde
  • Por fingir o exagerar faltas
  • Comete violaciones que muchas veces no se marcan
  • Se tiene la creencia de que la época que jugó MJ23 fue mucho más competitiva que la que ha jugado LeBron
  • Por “abandonar” a sus equipos e irse a otros en busca de un título
  • Es “inflado” por los medios
  • Porque no es “carismático”

Estas son algunas de las razones que podemos resumir, pero entre ellas hay una que es más recurrente: la comparación con Michael Jordan. Mucho se dice que la época en la que compitió Jordan era más difícil, pero hay que ser realistas… el hecho de que se permitiera más contacto, no quiere decir que los jugadores fueran mejores o más talentosos. Cada época ha tenido su magia y no podemos restarle mérito a ninguna. ¿Se imaginan a Bill Russell orquestando la ofensiva de su equipo como lo hace hoy en día Nikola Jokic? ¿A Magic Johnson tirando triples como Damian Lillard y Stephen Curry? Ellos dos no lo necesitaron en su época y se convirtieron en verdaderas leyendas, pero, ¿qué pasaría si jugaran en esta era? Las exigencias son diferentes y a veces las comparaciones son muy injustas.

En lo particular, LeBron James no era de mi agrado, especialmente cuando dijo el clásico “Llevaré mis talentos a South Beach”. Su estilo de jugar no me parece muy “estético” a comparación de los movimientos que tenían por ejemplo Kobe o Jordan… desde un fadeaway hasta un pivoteo, estos dos lo hacían ver más suave y con estilo. Incluso podríamos decir que su repertorio ofensivo es más «limitado» y en ocasiones se ve un poco forzado, pero también tendríamos que mencionar la capacidad que tiene LeBron de controlar el partido en cualquier posición y cómo ha evolucionado su estilo de juego con el paso de los años. Con el tiempo lo fui respetando y apreciando lo que ha sido capaz de hacer durante tantas temporadas. En sus inicios era muy explosivo y se caracterizaba por sus fuertes clavadas. Después, tuvo que perfeccionar el tiro exterior porque los equipos ya sabían que atacaría la pintura y lo incitaban a tomar el tiro. Ahora, LeBron es más un orquestador y controlador del juego que un anotador.

Tanto entrenadores como jugadores han hecho múltiples comentarios reconociendo su talento a lo largo de los años y las estadísticas lo avalan. Actualmente está viviendo sus últimas temporadas y, si bien ya no es tan explosivo como antes, ha demostrado que puede controlar los partidos de otras formas. Puede que actualmente no sea el más veloz o el más ágil en la cancha, quizás ya no vaya a anotar 30 puntos por juego regularmente (aunque lo sigue haciendo), pero su liderazgo dentro y fuera de la duela, así como su forma de manejar los tiempos en cada ofensiva, lo hacen un jugador  invaluable.

Sé que las comparaciones siempre estarán presentes, pero les recomiendo dejarlas para después, porque a LeBron no le quedan muchas temporadas en la NBA y pasará mucho tiempo para que volvamos a ver a un atleta como él en cualquier deporte.

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link
Por |2020-10-16T13:09:08-05:0031 marzo, 2020|Categorías: Columnas|Etiquetas: , , , , , , , , |