El basquetbol es un deporte de mucha movilidad, tal vez mucho más que en otras disciplinas. Es un trabajo duro que requiere de fuerza física y mental, pero sobre todo saber tomar las mejores decisiones en el momento justo. La agilidad te dará el poder de estar un paso delante de tu contrincante, para ello debes estar concentrado y saber hacer determinada acción para hacer daño a tu oponente.


Dribles, crossover y toda clase de movimientos veloces ayudan a que el defensivo se vuelva lento y otorgue los debidos espacios para llegar al aro o disparar. En el Training del día de hoy, les mostraremos algunas acciones que les brindarán mayor habilidad a la hora de encarar al adversario.

 

Movimientos letales para el ataque, crossover de kyrie irving

Muchos de estos ejercicios son básicos y consisten en tener el dominio del balón. El primero de ellos es aprender a cambiar de dirección de forma repentina. Normalmente cuando el balón cambia de mano, supongamos de derecha a izquierda, es común que el ofensivo ataque el sector derecho del defensivo. Al cambiar la dirección del ataque más obvio, el defensa queda en una posición incómoda para ir en busca del balón.

Otro de estos movimientos que imposibilitan al defensa de quedarse con el balón es el crossover. Al pasar el balón por parte trasera del cuerpo, alejas al adversario del esférico, creando una barrera que tiene como principal ventaja que cualquier manotazo por parte de tu oponente sea falta. Pasar la pelota por en medio de las piernas también es uno de los movimientos que obligan al defensivo a quedarse quieto por miedo a cometer una falta.

La base de estos ejercicios radica en el control de la pelota. El jugador debe ser quien tenga el total control del esférico, no al revés. Puedes encontrar en la sección de Training algún ejercicio que te ayude a dominar la pelota de forma que tú oponente se vea sorprendido a la hora de toparte de frente.

FacebookTwitterWhatsAppCopy Link